miércoles, 6 de septiembre de 2017

Erase un cocodrilo feliz...





Erase que se era un cocodrilo feliz.

Los hilos del sueño





Vivía feliz en una tela de araña. Había habitaciones en cada rincón, en una vivían mis papas, en otras mis doscientos cincuenta y siete hermanos y yo y las demás las usábamos para esconder cosas varias, ratones, momias de insectos o granos de azúcar moreno...Los días de tormenta eran muy divertidos, soplaba el viento y toda nuestra casa se movía y mis hermanos, que estaban todos locos, cuando caía un rayo ponían caras graciosas. Echo de menos aquellos días en que tejíamos telas de colores y las colgábamos por los árboles como si fueran lianas en la selva. A veces todos mis ojos sueltan una lagrima de nostalgia y otras me río a carcajadas según sea el recuerdo que venga a visitarme. Al final los hilos vienen y van y yo, simplemente, me balanceo con mi amigo el elefante.

sábado, 19 de agosto de 2017

Mónica



Mónica, Mónica, Mónica...
tu nombre es Mónica,
con cara de Mónica y cuerpo de Mónica,
con pelo de Mónica y ojos de Mónica...
Mónica, Mónica, Mónica...


lunes, 31 de julio de 2017

Lágrimas del mar





Lágrimas que flotan en el agua, que van y vienen, viene y van, enroscando sus tentáculos, moviéndose con el suave ritmo del mar...

miércoles, 19 de julio de 2017

Olivones nocturnos





Con mi abuelo de paseo a visitar los viejos olivones,
-luna llena, luna clara-
el me sonríe, y me enseña sus canciones
-luna llena, luna clara-
escucho los grillos e imagino sus colores,
con la luna llena, con la luna clara,
nunca podré olvidar aquella sonrisa en su cara.


A un abuelo muy pero que muy "helmoso".



La playa




La playa que me gusta es la más larga del mundo, la que tiene la arena más fina y las olas más juguetonas. Este verano lo he pasado en mi playa favorita con mi papá y mi hermano pequeño. A mi hermano le encanta que le echemos un montón de arena por encima y como le hace cosquillas se ríe sin parar. Y a mi me encantan los helados y como estábamos de vacaciones mi papá nos ha dejado comer todos los que queríamos...si es que mi papá mola un montón!

miércoles, 12 de julio de 2017

Las suricatas son para el verano





Porque a las suricatas les gusta el calor, son las reinas del escondite y a veces te miran con tal cara de guasa que terminas por dudar si son africanas o gaditanas, ole!